Cómo aprendí a gestionar mi tiempo. ¡Aplícalo a tu negocio!

Tiempo de lectura: 5 mins
18 lecturas
¿Cómo aprendí a gestionar mi tiempo? Y lo aplico a tu negocio. Vidalia Mora

Tabla de contenidos

Siempre he tenido mentalidad de crecimiento y aprender es una de mis pasiones favoritas. Esa es una de las ventajas cuando decides lanzarte a la ruta emprendedora. A mí me tocó aprender a liderar un negocio digital y eso implicó necesariamente aprender técnicas para gestionar mi tiempo.

No siempre fui una especialista en planificación y productividad. Hace algunos años pensaba que administrar o gestionar mi tiempo era llevar una agenda conmigo y llenarla de cosas por hacer.

Eso se llama estar ocupados, pero no tiene nada que ver con rendimiento y mucho menos con eficiencia y eficacia. Cuando das el salto de empleado a emprendedor son muchos los desafíos que se presentan. Uno de ellos tiene que ver con saber invertir las horas del día en las cosas importantes; esas que te garantizan los avances y que impactan en los resultados.

Si la planificación y la organización no es lo tuyo, no tienes que sentirte mal. Los métodos para gestionar el tiempo ya existen. Solo necesitas abrir tu mente y tu corazón, y poner tu mejor voluntad para dominarlos.

Hoy voy a hablarte de los métodos para gestionar mi tiempo, lo que me ha funcionado y lo que no, así de cómo ha sido la experiencia incorporándolos a mi rutina:

gestionar mi tiempo

3 tips fáciles y rápidos para mejorar tu productividad

📑 Establece prioridades:

Bien sabemos que una persona que no sabe a donde va, puede tomar cualquier camino. Al no poder distinguir lo crucial de lo urgente, podrías pasarte la vida persiguiendo esas plantas rodadoras, las que vemos en películas del lejano oeste. Así que lo primero que debes cambiar en tu mentalidad es esa afición por el llamado tareísmo.

Es decir, tener muchas tareas pendientes que capturan toda tu energía y atención, pero que no son precisamente las que sostienen tu negocio. Hay quien aplica la técnica de Brian Tracy, conocida como tráguese ese sapo 🐸, sin embargo, no fue la que mejor me resultó a mí.

No suelo empezar el día con la tarea más difícil ni engorrosa. Hace tiempo que priorice el equilibrio personal-profesional y mi rutina empieza con actividades centradas en mi bienestar. Aprender, leer, meditar, al menos una de ellas, marca el inicio de mi jornada diaria. Y me da una inyección de energía que me ayuda a encarar todo lo demás.

“Establece prioridades diarias y presta atención consciente a las tareas más relevantes de acuerdo a tus objetivos.“

🗓️ Planificar la semana:

La mayoría de los expertos en productividad te va a sugerir priorizar 3 objetivos antes de iniciar la semana. Pues yo no empecé por 3 sino por 1, y te cuento por qué: si no estás acostumbrado a plantearte metas semanales, es bastante difícil que cumplas con el desafío.

Lo que propongo, y así me funcionó a mí, fue fijarme un solo objetivo macro para la semana con sus respectivas subtareas. De esta manera, al hacer la revisión realmente sientes que lograste lo que te planteaste.

Luego de un mes manteniendo esta metodología pasé a fijarme dos objetivos estratégicos. Al cabo del tercer mes, manteniendo este mismo esquema, ya estarás en capacidad de fijarte esos tres objetivos por semana. Y son más que suficiente, no solo para avanzar en tus metas del corto plazo, sino para ir ya trabajando con miras mucho más ambiciosas.

Por ejemplo, una tarea vital para mí es la creación de contenido semanal. Esta tarea macro, que realmente puede quitarte tiempo, y es una de las más exigentes, la simplifiqué distribuyendo todas las subtareas por tramos o días.

Te comento como lo hago, y así te puedes ayudar:

  • Con una hora de trabajo enfocado en la selección de posibles títulos o formatos, realmente logras fijar tus pautas para la semana.
  •  En otro espacio de tiempo me concentro exclusivamente en los textos y guiones.
  • Al día siguiente puedo dedicarme enteramente a grabar videos, a mí me gusta hacerlo en horas de la mañana para aprovechar los picos de energía.  

🤩 Previamente, preparo los outfits, maquillaje y cabello para estar de punta en blanco. El contenido audiovisual en bruto lo comparto a mi equipo para su respectiva edición y programación. Y de esta forma cumplo con mi objetivo de creación de contenido. Lo que me ha ayudado muchísimo a cumplir los calendarios de publicación y mantener mis redes siempre actualizadas.

Tal vez te pueda interesar:

El Project Manager en Marketing Digital ¿Qué hace y cómo lo hace?

creación de contenido semanal

🏋️ Audita progresos y avances:

No hay nada mejor que llegar al final de semana y verificar que el checklist está completo. No sé si te pasa, pero a mí me llena de energía evaluar mis avances y ver que efectivamente hice lo que tenía planteado hacer. Por el contrario, llegar al final de la semana y ver que no cumpliste ni una meta te llenará de culpa e insatisfacción.

Este es el hack mental más poderoso para mantenerte productivo. Evita el sentimiento negativo y de culpa. Te traerá frustración, si se te presentó una situación imprevista ten en cuenta que la vida es así, encontrar tu equilibrio es lo más importante. 

 Retoma y no pasa nada, un día más es la oportunidad para hacerlo mejor. Cambiar tu mentalidad es la que va a garantizar tus avances, no ya en una semana, será en el trimestre, y en el año. La disciplina la entrenas cada día y la recompensa llega producto del trabajo sostenido.

Algo que puedo decir, después de estos aprendizajes como Project Manager Digital, se resume en una frase que leí por ahí y que tengo grabada a fuego:

“Si no estás planificando tu futuro, estás planificando tu fracaso».

¿Cómo puedo aprender técnicas para gestionar mi tiempo?

El truco, aunque no lo parezca, se encuentra en ir probando y haciendo cambios. Es imposible que incorpores a tu vida una nueva dinámica de trabajar si no pasas por un periodo de experimentación y adaptación. 

Desde mi experiencia puedo asegurar que esto es así. Yo no empecé de la noche a la mañana a usar herramientas de organización. En un principio yo también fallaba en culminar los proyectos a tiempo. Y más de una vez me ha tocado recriminarme por no hacer lo que tenía en la lista de pendientes. 

Al final, gestionar el tiempo es una suma de las ganas de querer mejorar y la voluntad para implementarlo. Como todo en la vida: empieza con pasos pequeños para recorrer trayectorias gigantes.

Si quieres conocer técnicas de productividad y probar las que mejor pueden adaptarse a tu estilo de vida o tu proyecto digital, agenda una sesión gratuita y empecemos a trabajar juntos.

Agenda sesión gratuita

ProjectTip: Evita, el sentimiento negativo y de culpa, cuando no logres tu planificación tal cual lo tenías previsto. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si deseas recibir cada semana, artículos que te ayuden en el crecimiento de tu negocio, suscríbete a mi blog.

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías