Serie: Tengo miedo de divorciarme: Miedo al conflicto – (1/10)

Tiempo de lectura: 4 mins
25 lecturas
Miedo al conflicto

El miedo al conflicto es quizás la emoción más fuerte y recurrente cuando estás frente a un proceso de separación, ni hablar del. Como hemos visto anteriormente, es una combinación de miedos y temores los que te afectan y te paralizan en este momento, el miedo como reacción natural a una nueva situación porque sin duda un divorcio no es fácil de abordar. En esta serie voy a hablar uno a uno de los miedos más frecuentes frente a la ruptura y podrás identificar cuál de ellos está afectándote en particular.

La palabra conflicto no tiene porque representar inmediatamente un campo de guerra. Un conflicto no solo es un problema también es un síntoma de situaciones que requieren y demandan atención. Cuando hablo del miedo al conflicto me refiero tanto al temor a generar un conflicto al comunicar tu decisión de separarte como a enfrentar el conflicto que sabes que tienes, pero que has preferido ignorar.

No tomar una decisión ya es una decisión

Es que una de las expresiones del miedo al conflicto durante una ruptura es la evasión. Al no saber cómo abordar la separación no sabes cómo plantearla y menos intentas buscar una solución, es una situación de parálisis emocional. No hablas del problema ni buscas alternativas para no verte forzada a tomar decisiones, recuerda: no tomar una decisión ya es una decisión.

El problema no desaparece pero le das largas al asunto y te evitas el dolor, por un tiempo. La experiencia indica que un problema no resuelto se hace más complejo a medida que pasa el tiempo, en algún momento, las decisiones no tomadas van a reclamar acción dejándote en una situación mucho más complicada.

Por suerte, abordando el conflicto a tiempo podrás decidir de qué manera enfrentar el divorcio. Te convertirás en protagonista de tu proceso de cambio y en lugar de reaccionar a los acontecimientos te dirigirás con seguridad guiada por tu propia necesidad de bienestar.

¿Cómo identificar el miedo al conflicto durante una ruptura?

  1. Sientes que no puedes abordar la situación:

Es la situación en la que prefieres callar antes que afrontar el conflicto por lo que te vas llenando de cosas que quieres decir y no dices. En este caso al no asumir la situación problemática y la necesidad de hacer algo te anclas a la resistencia y la no reacción. El malestar, la frustración y sobre todo la perdida de dignidad aumentan con el tiempo.

No son pocas las mujeres que deciden mantener relaciones insatisfactorias ante la imposibilidad de tomar una decisión y plantear la ruptura. Debes ser consciente de que no abordarlo no soluciona nada más bien alargas la toma de decisión y te haces daño. Se dan los casos de los llamados “matrimonios de conveniencia”, emocionalmente separados pero físicamente unidos, ante la imposibilidad de tomar una decisión definitiva.

  1. Asumes toda la carga emocional:

Así como un matrimonio involucra a una pareja, la separación también involucra a dos personas. No es justo ni sano que sólo tú lleves toda la carga y el peso de las decisiones, ¿no será que siempre fue así?, ¿que eras tú quién siempre llevó la peor parte y solo lo dejaba pasar?, es que en los primeros años eras la que decía “mejor no hago o digo esto para que no se enfade”, “no me atrevo a decirle esto porque puede que me haga daño” o “no sé cómo decirle que eso que ha hecho no me parece bien”.

Una relación es cincuenta y cincuenta, como mujer no puedes hacerte cargo de la relación. Sin embargo, de acuerdo a cómo fue la relación durante el matrimonio será determinante en la etapa del divorcio pero con mayor intensidad. Una ruptura es una crisis vital y como tal requiere una gestión emocional.

  1. Sentimientos de culpa:

Seguramente has cedido a la presión social, familiar, religiosa, o cultural. Evitas el conflicto que la ruptura genera para no tener que justificar la decisión ante otras personas o círculos. Es el caso de mujeres que tienen formación muy conservadora. Se convencen de que tienen que aguantar más allá de lo imaginable porque la forma de entender la vida de otras personas les ha condicionado y no se atreven a romper el esquema.

Sientes culpa por lo que la decisión va a repercutir en tu vida o la de otros, y de los hijos (si los tienes). También puedes sentir culpa por el cambio de estatus económico o nivel de vida. Si tu esposo es quién se encarga de generar los ingresos y es el proveedor familiar, seguramente postergarás la decisión de separarte porque te sentirás culpable de sacar a tus hijos de una cierta comodidad. Sería ideal  que lleguen a entender tu decisión porque del ejemplo que tú des hoy ellos podrán afrontan sus relaciones de pareja y sus propios conflictos en el futuro.

  1. Merecimiento por el miedo al conflicto:

Llevas tanto tiempo siendo infeliz que eres incapaz de soñar con una mejor situación. Puedes creer que ya no eres joven y que el tiempo de los nuevos comienzos ya pasó. Seguramente sientes que no mereces un cambio de vida y por ello mismo no aspiras a mejorar tu situación. Ni siquiera te planteas establecer una relación saludable contigo misma o con otra pareja, más adelante.

Realmente, lo que no mereces es continuar anclada a una vida insatisfactoria, el miedo a precipitar la ruptura y evitar el conflicto no debe paralizarte. Hay nuevas oportunidades y nuevos comienzos y estoy convencida de que toda mujer merece volver a brillar.

Si sientes que el miedo al conflicto te impide tomar decisiones y no logras ver con claridad el camino que tienes por delante, conversemos. Si me permites puedo acompañarte en este proceso te aseguro que hay otras maneras de abordar la separación sin discusiones constantes y sin drama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías