Salvar mi matrimonio del divorcio paso a paso

Tiempo de lectura: 3 mins
50 lecturas
Salvar mi matrimonio

Vivir en pareja es uno de los grandes desafíos de la mujer. No es fácil conciliar la forma de ver la vida de dos adultos que crecieron en ambientes completamente distintos. La familia, la cultura, la clase social, el género, todo, absolutamente todo indica que son dos personas diferentes. Y son precisamente estas diferencias irreconciliables las que van poniendo fin a la relación. Cuando una mujer me pregunta: Vidalia, ¿es posible salvar mi matrimonio del divorcio?, respondo que sí.

Ojo, no en todas las circunstancias. No siempre la crisis matrimonial tendrá un final feliz, pero con amor, voluntad y cooperación entre las partes es posible. Hay acciones y decisiones que puedes seguir para darle una nueva oportunidad al amor que los unió en un primer momento. De hecho, renovar el amor constantemente no solo es saludable sino recomendable. Por ello hoy respondo: cómo salvar mi matrimonio del divorcio.

Paso a paso para salvar mi matrimonio del divorcio

  1. Evalúa la disposición

No sabes la cantidad de veces en los que me he encontrado con mujeres que realmente desean salvar su matrimonio. Sólo que es un propósito en el cual batallan solas. Si no cuentas con el apoyo de tu marido es muy poco lo que podrás lograr para salvar esa relación. Independientemente de las razones que los distanciaron, una nueva oportunidad implica que los dos se comprometen a cambiar algunas actitudes, retomar hábitos e implementar nuevas estrategias.

Sin el interés de ambos y trabajando hombro con hombro convencidos de que salvar el matrimonio es lo mejor para los dos, hay poco que hacer. Esto tienes que evaluarlo y conversarlo de forma abierta y plena. Comunica a tu pareja tu intención de solventar los problemas y seguir adelante.

  1. Mejora la comunicación

Una buena comunicación es la base de las relaciones de pareja y un paso imprescindible cuando de salvar el matrimonio del divorcio se trata. Probablemente parte de los problemas que enfrenta la relación vienen de una comunicación deficiente o que se fue deteriorando. Y no me refiero a la simple acción de hablar, sino de la calidad de la comunicación, si es respetuosa, efectiva, abierta, empática, amorosa, profunda, entre otras cosas.

A veces el diálogo de la pareja no es más que un libreto cotidiano, parlamentos que se limitan a reproducir el día a día para resolver detalles menores como organizar los horarios, las compras, las tareas de la casa y luego el silencio. Trata de recordar cuándo fue la última vez que hablaron mirándose a los ojos, escuchándose realmente. Esto te dará un indicador de lo complejo que podría ser salvar el matrimonio del divorcio.

  1. Controla tus emociones

Quizás estás sintiendo tristeza, decepción, rabia, y otros tantos sentimientos encontrados. No es fácil ver que tu relación llega a su fin y sentirte desesperada por salvarla aunque sin saber cómo. No puedes permitir que te secuestren las emociones y comenzar a actuar por impulsividad. Sería un error gravísimo si la intención es salvar el matrimonio del divorcio porque no podrás pensar con claridad. En lugar de tomar decisiones inteligentes reaccionarás y así difícilmente podrás conducir una reconciliación.

Para algunas mujeres esto es más sencillo que para otras, tienen que ver con tu nivel de inteligencia emocional y la capacidad de mantenerte equilibrada durante situaciones de stress. Aprender estrategias de gestión emocional nunca está demás pero en este caso, podría ser la diferencia entre el divorcio o la reconciliación. Reflexiona acerca de las emociones que estás sintiendo y cómo las has asimilado.

  1. Aprende a perdonar

Y realmente aquí debería acotar que se trata de perdonar y perdonarte. Todos cometemos errores. Si tu relación enfrenta hoy una crisis no es necesariamente por la culpa de él o la tuya, no se trata de señalar culpables. Se trata de asumirse como humanos, imperfectos y falibles. Quizás se desatendió la relación o se dejó enfriar el amor, ya no importa si el tiempo se los robó su trabajo o tu emprendimiento, su familia o tus amigas, o al contrario, tu familia o sus amigos. Es tiempo de ignorar los malentendidos, perdonarse y avanzar.

Ahora bien, si uno de los dos falló de forma considerable como irrespetar al otro. Y aquí hablo de  maltratos, golpes, violencia verbal, física o psicológica, e infidelidades, ambos deben reconocer que la situación es muy grave.  Es posible perdonar pero ni tan sencillo ni tan rápido, aquí se requiere de una revisión profunda.

  1. Evita las amenazas

Salvar el matrimonio del divorcio también requiere dejar de amenazar constantemente con la ruptura. El divorcio es un punto final no es un chantaje. No lograrás salvar el matrimonio si constantemente mencionas la posibilidad de dejarle si no hace esto o aquello. Dale su justo valor a las palabras. No caigas en el error de plantear la separación con cada desacuerdo.

De esta forma podrás concentrarte en tu objetivo real, darle una nueva oportunidad a la relación y salvar el matrimonio.

¡Quiero una nueva oportunidad para salvar mi matrimonio!

Cuéntame ahora las razones por las que se generó la crisis matrimonial. Trabajemos juntas en una sesión de coaching paso a paso para darle una nueva oportunidad a tu relación. No tienes porque seguir sola, desorientada y confusa. Saca a relucir la mujer imparable que hay en ti. ¡Contáctame ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías