Ruptura de pareja en la etapa de los 30 años

Tiempo de lectura: 3 mins
37 lecturas
Ruptura de pareja

Y vivieron felices para siempre… Seguro es la frase en la que pensaste cuando te casaste, lo que menos querías sería una ruptura de pareja en la etapa de los 30 años. 

En el artículo de hoy hablaremos qué tan difícil puede ser la ruptura de pareja en esta etapa de los 30 años, si bien es cierto este es un proceso doloroso a cualquier edad y en cada etapa es diferente. Esto debido a la madurez que vayas adquiriendo a través de los años. 

Si estás pasando por esta situación de separación, puede que estés en una etapa de sufrimiento de la que crees que no puedes salir y es probable que tengas hasta ganas de volver atrás, dado por la inseguridad o el miedo que sientes a empezar de nuevo y dudes de la decisión que tomaste.

Vive y acepta el proceso de separación

Un proceso de separación es difícil,  doloroso y traumático. Si decidiste tomar la decisión es porque no te sentías bien, no estabas conforme, no eras feliz o simplemente se acabó el amor.

Es allí donde te recomiendo que te enfoques, es probable que por tu cabeza pasen pensamientos como este, «a esta edad yo quería un hogar estable, una familia».  es válido, estas son creencias familiares o dadas por ciertos patrones sociales. 

También es difícil pensar en todos los proyectos juntos, en la familia ya sea que tienes hijos pequeños o estaba en tus planes tenerlos. Recuerda que tu estabilidad emocional y felicidad están primero.

En el caso que tengas niños pequeños ellos necesitan ver que sus padres están bien,  además  necesitan saber que ustedes como padres los aman y que van estar siempre para ellos.

Si no es tu caso, si aún no tienes hijos, no sientas miedo de quedarte sola, todavía queda tiempo y un camino por recorrer. El empezar de nuevo muchas veces es necesario para avanzar hacia la tranquilidad y encontrar la felicidad contigo misma. 

No veas la ruptura de pareja como un fracaso. Sencillamente toma la experiencia, aprende de ella y sigue adelante con tu vida de la mejor manera. 

¿Qué puedes hacer en una ruptura de pareja?

Lo importante en este proceso es que te concentres en ti, en lo que quieres y lo que te hace bien. 

Enfócate, acepta la situación y vive tu duelo, es importante sanar, para que superes el sufrimiento y el dolor por el que estás pasando.

Concéntrate en tus proyectos personales, trabaja por tus metas y sueños, esto te hará sentir bien.

Cultiva el amor propio, ve hacia el autoconocimiento, encuentra esa esencia donde aprendes a reconocer que solo tú eres suficiente para tu felicidad. 

Haz actividades al aire libre, cuida de ti, de tu mente y cuerpo, come saludable, diviértete, disfruta de la compañía de amigos y familiares.

Haz eso que siempre quisiste hacer y que por algún motivo aplazaste, solo tú eres dueña de tu tiempo. 

Durante este proceso cultiva la paciencia, sin apresurarte a salir del paso, sin caer en el estrés y ansiedad. Para evitarlas puedes hacer actividades como meditar, leer algo que te pueda brindar calma. 

Recuerda que ante cualquier circunstancia eres una mujer valiosa con todas las condiciones y cualidades para salir adelante. 

Esquemas y viejas creencias familiares

En esta etapa que vives puede que tengas ciertas contradicciones entre lo que piensas y quieres. Existen patrones y creencias familiares que están muy anclados en tu vida y es normal, pues todos los seres humanos las tenemos.

Un ejemplo de ello es que para algunas familias esta mal visto «ante la sociedad y el qué dirán», el hecho de que una mujer después de los treinta años esté sola o no haya construido una familia. 

Imagínate que a esto le sumes una ruptura de pareja, que para muchos es considerado un fracaso, el cual te aclaro que no es así. Simplemente es una circunstancia de la vida que te tocó vivir y a la cual hay que hacerle frente. 

No tengas miedo a decepcionar a otros, toma en cuenta solo los valores familiares que sumen a tu tranquilidad. Enfócate en no decepcionarte a ti siendo responsable de acciones que te conlleven a tu bienestar y felicidad.

La traición, la falta de amor o el apego viene dado por factores internos personales, es decir, en el caso que hayas sufrido una traición por parte de tu pareja  pregúntate, ¿Cuándo me traicioné yo?

Si «por amor o complacencia» dejaste de estudiar, de ir a un viaje con tus amigas, hiciste a un lado gustos porque tu pareja no compartía tus aficiones, es el momento de preguntarte, ¿dejé de ser yo, me anulé para mantener una relación donde no fui libre?. Pues sí, si eso te ocurrió,  te reafirmo que una relación es insostenible cuando pierdes la esencia de ser tu por complacer al otro.

Te invito a que te sientes a evaluar, qué es lo que necesitas en tu vida y qué te hace feliz. 

Una ruptura no es fácil, duele y el tiempo en superarla va a depender de ti, de tus valores, de tu voluntad pero sobre todo de tu madurez emocional. Si sientes que no puedes salir sola de este proceso te invito a que agendes una sesión estratégica gratuita conmigo y conversemos de manera más personal todas tus inquietudes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías