Serie – Tengo miedo de divorciarme: Miedo al tsunami emocional – (3/10)

Tiempo de lectura: 3 mins
31 lecturas
Miedo al tsunami emocional

Las diferentes e intensas emociones que surgen frente a la separación son descritas continuamente como un miedo al tsunami emocional y tiene mucho sentido. Entonces se debe a la ruptura amorosa porque es una de las etapas más difíciles en la vida de una mujer.

Los sentimientos de miedo, rabia, angustia, culpa, tristeza, incluso alegría o liberación, se mezclan entre sí al punto de que sientes que te arrebatan el juicio y no logras pensar con claridad.

En un artículo anterior hablamos de los diferentes miedos que surgen frente a la ruptura amorosa y en esta serie me propuse abordar cada uno de ellos por separado. En las entradas del blog encontrarás los artículos del miedo al conflicto y del miedo a asumir errores. Hoy hablaremos del miedo al tsunami emocional.

 

 

Sobre la montaña rusa ó el miedo al tsunami emocional

 

En primer lugar quiero dejar claro que cuando hablamos de la ruptura sentimental estamos hablando de uno de los acontecimientos más estresantes en la vida de cualquier persona. Independientemente de su género o posición social. Desde luego que para las mujeres la complejidad es mayor, por razones económicas o culturales.

Además de hacer frente a los convencionalismos sociales y familiares supone un verdadero desafío el manejo de las emociones y la toma de decisiones en medio de la incertidumbre. Es como tratar de pensar y planear tu futuro cuando estás sobre una montaña rusa: subiendo, bajando y la mayor parte del tiempo de cabeza.

Las emociones cambian de forma abrupta pudiendo pasar de la rabia a la culpa radicalmente. A veces los sentimientos permanecen más o menos reprimidos generando una falsa sensación de control hasta que por una mínima razón estallan juntos y alteran todo lo que pensaste estaba bajo control.

Sobre el miedo al tsunami emocional no podemos hablar ni de duración ni de secuencia porque puede durar de unos pocos meses hasta un año y reaparecer sin previo aviso justo cuando creíste que el caos emocional había quedado atrás.

Lo único cierto es que superar esta mezcla de emociones requiere recursos o herramientas, entrenar la inteligencia emocional, y principalmente, amor propio para juntar los retazos de ti y tener la voluntad de volverte a levantar.

 

 

Reprimir las emociones no funciona

El miedo al tsunami emocional que sientes puede convencerte de que lo mejor es acallar o ignorar las emociones y llevarte a postergar decisiones, retrasando lo inevitable, o peor aún, acumulando sufrimiento y dolor. Dejar fluir las emociones es la única manera de hacer frente al presente y asumir una nueva vida. ¿Después de todo no vale la pena la felicidad y la tranquilidad?, esta es tu nueva meta: amor propio para ganar confianza y buscar la paz.

Lo que necesitas en este momento son herramientas de gestión emocional. Recursos y acciones a los que recurrir cuando sientas que la ira, la frustración, la incertidumbre, la tristeza y la desesperanza se hacen presentes.

Es tu decisión canalizar esas emociones con un objetivo superior en mente, como tu bienestar. Ello te llevará a una situación ideal futura, y que te dará mejores resultados en el corto o mediano plazo.

Desde luego no es fácil planear una mejor situación futura cuando estás inmersa en el tsunami emocional, pero sí puedes respirar y actuar conscientemente, sin dejarte secuestrar por las emociones. Apagar el piloto automático, no es tan difícil cuando te lo propones. El fin del lazo amoroso es una prueba para tu inteligencia emocional pero con voluntad, paciencia y amor propio nada podrá detenerte.

Autoconocimiento, autoestima y automotivación serán aliadas imprescindibles durante el proceso. Te darán el impulso para afrontar el reto de retomar tu vida con autoconfianza y podrás hacer frente el desafiante caos emocional que estás sintiendo.

No hay situaciones desesperadas, solo personas que se desesperan en determinadas situaciones. Recuerda: amor propio para ganar confianza y buscar la paz.

 

Un nuevo comienzo

Después de dos divorcios puedo asegurarte que la separación puede ser vivida más que como un trauma, como una oportunidad. Y es que siempre tenemos la opción de disminuir los efectos del caos emocional y lograr una separación, efectiva, madura y positiva.

 

El divorcio es solo el final de una etapa y quiero ayudarte a entender que es el inicio de otra. Entre lo que estás sufriendo hoy y lo que puedes lograr mañana solo hace falta cambiar algunas percepciones. Por suerte, la vida no se ha acabado y siempre puedes comenzar de nuevo. Que nadie te convenza de lo contrario.

Si sientes que más que nunca necesitas orientación y apoyo o buscas aprender herramientas de gestión emocional para tomar mejores decisiones y dar pasos de forma segura y estratégica en medio de tu separación, contáctame a través de mis redes sociales o directamente a través del formulario de contacto.

Estaré encantada de escuchar tu historia y ayudarte a planear una nueva vida, donde como protagonista absoluta de tu destino, puedas volver a brillar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías