Lo que debes saber del manejo de las emociones durante una separación

Tiempo de lectura: 3 mins
51 lecturas
manejo de las emociones durante una separación

Así como nadie puede predecir cuando el amor llega o se va, tampoco las emociones aparecen o desaparecen cuando tú decides (como por arte de magia). Solo quien ha vivido un divorcio puede describir la montaña rusa emocional que implica una ruptura amorosa en la vida de cualquier mujer.

Por ello es necesario que tomes en cuenta, que aprender a manejar tus emociones durante la separación es lo que puede ponerte en ventaja o desventaja, teniendo en cuenta que te ayudará respetar tus tiempos.

La diferencia estriba en si tienes o no, el manejo de la inteligencia emocional necesaria para asumir el cambio y comenzar de nuevo. Las mujeres con mayor inteligencia emocional son las que demuestran mejor disposición a reorientar su proyecto de vida.

Por el contrario, todas podemos reconocer a aquella amiga que se queda paralizada ante la ruptura y ya no logra sobreponerse. Su vida se detiene en un punto del tiempo pasado y a pesar de que los años corren, no logra plantarse en el presente.

La inteligencia emocional es vital

No son las emociones tus enemigas. Las emociones están hechas para orientarte no para dañarte, y como todo, la inteligencia emocional puede trabajarse. Esto te dará la capacidad de mejorar el manejo de las emociones en la ruptura y responder de forma racional, disminuyendo tu impulsividad.

Esa es la palabra clave, impulsividad. Ese ímpetu que te hace reaccionar de forma instintiva dejándote llevar por la rabia o la frustración causando destrozos en ti y en otros, de lo que no siempre estarás orgullosa.

Esa emocionalidad te lleva a actuar antes que pensar y alcanza  la mayor potencia en situaciones de gran tensión como lo es una separación. Desarrollar la inteligencia emocional tiene como propósito ayudarte a pensar antes de actuar y evitar ser secuestrada por tus emociones.

Cómo afrontar el manejo de las emociones durante una separación

Lo primero es aprender a identificar tus sentimientos y emociones. Lo segundo, retomar el control de la situación. No es fácil lograr el dominio de las emociones en esta dura etapa de la vida. Aquí tienes 5 formas de gestionar el manejo de las emociones durante una separación:

  1. Presta atención a las sensaciones físicas:

Una forma de reconocer las emociones es observarte a ti misma. ¿Qué trata de decir tu cuerpo?, ¿dónde sientes la tensión?, ¿se acelera tu corazón?, éstas y otras sensaciones físicas indican que hay una emoción apoderándose de ti. Una vez que identificas la reacción puedes bajar la velocidad. A partir de ahí será más fácil relajarte para retomar el control de tus acciones.

  1. Aprende a respirar:

Cuando te sales de control tu respiración también se descontrolará. Si sientes que te cuesta respirar o lo haces agitadamente trata de respirar hondo varias veces. Inhala profundamente durante algunos segundos, sostén la respiración y exhala lentamente por la boca. Verás como cuerpo y mente regresan a la serenidad.

  1. Contar hasta 10:

Cuando se trata de calmar una reacción emocional contar funciona mejor de lo que se cree. No solo para evitar respuestas desproporcionadas o acciones impulsivas sino para minimizar los conflictos que en esta etapa son tan comunes como recurrentes.  No te enganches en peleas y reclamos que ya no vienen al caso. Cuanta hasta 10 y guarda esa energía para cosas productivas.

  1. Piensa antes de actuar:

Antes de hacer o decir es mejor pensar. Es cierto que sientes rabia o decepción durante una separación pero en estos momentos es cuando más necesitas actuar de forma segura y racional. Todos tus pasos durante y después del proceso deben guiarte a una mejor situación y actuar siguiendo impulsos puede ser más perjudicial para ti.

  1. Dale vuelta al enfoque:

Cuesta creer que se pueda mirar la culminación de una relación, como un hecho del que sacar un balance positivo, pero no solo es posible sino absolutamente necesario. Piensa que vas a poner a prueba tus capacidades saliendo de la zona de confort y te harás más fuerte en el proceso. También de los fracasos se aprende. Ese cambio de perspectiva te ayudará tomar el control de tus reacciones además de mantenerte serena y enfocada.

Al reconocer tus propias emociones y sentimientos te fuerzas a ti misma a hacer algo para mejorar tu bienestar personal. Estas 5 formas pueden ayudarte a comprender la importancia del manejo de las emociones durante este proceso tan difícil.

Si necesitas una asesoría sobre cómo aprender a manejar tus emociones no dudes en escribirme a través del formulario de contacto, aquí estaré para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías