Los 10 pilares de una relación de pareja saludable

Tiempo de lectura: 5 mins
106 lecturas
Relación de pareja saludable

La mítica frase “…y vivieron felices para siempre” ha causado más inconvenientes que parejas felices a lo largo de la historia. No todos los días serán felices y el “para siempre” puede llegar a ser una pesada carga. Entendiendo que convivir con otra persona implicará conflictos, contraposición de opiniones pero también negociaciones y acuerdos. En el artículo de hoy reflexiono sobre cómo debe ser una relación de pareja saludable. 

Las relaciones de pareja no son perfectas y el príncipe azul de los cuentos será en la realidad tan humano como tú. Llegar al altar con la idea distorsionada de que la unión matrimonial es una meta más que un proyecto en construcción se dejan de lado los fundamentos que implican establecer una relación amorosa sana y estable.

Y aunque no debemos generalizar, porque cada pareja es un mundo, si podemos identificar los elementos que aparecen constantemente cuando observamos el tipo de convivencia que alcanzan las parejas con relaciones tan compenetradas, felices y duraderas que prevalecen destacando por encima del promedio.

Seguramente tú también podrías identificar entre tu círculo familiar y amistoso parejas que no siendo perfectas han logrado complementarse e irradiar armonía, ternura y satisfacción vital. ¿Quién no querría reducir al mínimo las diferencias, las discusiones y los altibajos emocionales?, ¿Cómo lo logran?

¿Cómo debe ser una relación de pareja saludable?

Básicamente son parejas que consciente o inconscientemente han decidido vivir afianzados en valores, respeto y lealtad a toda prueba. Sigue leyendo y conoce algunos de los más destacados rasgos que caracterizan a una relación de pareja saludable. Al tiempo que puedes ir evaluando su presencia o ausencia dentro de tu relación de pareja actual.

Amor:

Una relación basada en el amor es uno de los principales indicadores de una relación de pareja saludable. Si bien el amor no es lo único que va a mantenerlos unidos, sí será importante en los momentos de crisis. El amor romántico es un sentimiento intenso capaz de establecer un fuerte lazo afectivo sin el cual la monotonía, la rutina o el stress del día a día terminarán por destruir la relación. Son innumerables las parejas que llegan a la ruptura solo porque a uno de los dos (o a ambos) simplemente se le acabó el amor.

También hay que tener en cuenta que el amor puede y debe nutrirse constantemente, sí, como aquella metáfora de la plantica que regamos  para mantenerla con vida en el transcurso del tiempo.

Independencia: 

En las relaciones de pareja dejas de ser un individuo para transformarte en miembro de un conjunto pero eso no significa que debes renunciar a tu autonomía o identidad. La independencia no solo es un pilar fundamental en las relaciones sólidas sino que en el caso de las mujeres tiene una connotación trascendental. 

Históricamente se ha confundido la relación amorosa con posesividad. No son pocos los casos en los que la pareja trata de limitar al máximo el desenvolvimiento de la mujer fuera del hogar impidiéndole seguir desarrollándose como persona o profesional.   

Responsabilidad:

La responsabilidad dentro de la relación de pareja implica que como adultos cada uno asume los efectos de sus decisiones. Reconocerá sus errores de ser el caso así como buscará las mejores vías para subsanar los conflictos. Aquí no vale dejar las tareas de la relación en la otra persona ni culparle de las consecuencias. Tampoco se admiten las excusas, una relación de pareja es un compromiso entre dos adultos y la responsabilidad es personal y conjunta. O mejor dicho, corresponsabilidad contigo misma y con tu pareja.

Respeto:

El respeto es uno de los pilares esenciales, no solo en la relación de pareja, en todo tipo de relación. Significa que estamos en capacidad de reconocer al otro su capacidad de pensar, decidir y actuar de acuerdo a su propio criterio. Aunque en ocasiones difiera de nuestras propias apreciaciones. Entender que sigue siendo una persona con sueños, metas e intereses personales. Con los cuales debemos aprender a respetar ya que intentar cambiarlo, limitarlo o convertirlo en un individuo que no es, será siempre motivo de frustración para ambos. 

Del irrespeto nacen las humillaciones, el menosprecio y los insultos que no solo resentirán la relación sino que se convertirá en un gran obstáculo para la sana convivencia.

Equilibrio:

De una manera u otra todas buscamos el equilibrio dentro de las relaciones. Las mujeres aprendemos a incorporar roles y tareas y nos convertimos en verdaderas malabaristas tratando de compaginar los distintos ámbitos de nuestra vida mientras negociamos constantemente con la pareja. Si bien el equilibrio no es un lugar al cual llegar, sí es una búsqueda que orienta a las relaciones hacia los puntos en común. 

Se sobreentiende como un punto medio donde el amor es correspondido, se atemperan los diferentes caracteres y nadie cede más que el otro o sacrifica su propia felicidad. Es un estado ideal de compatibilidad como persona, como pareja y como familia. 

Asertividad:

La comunicación, como sabes, es clave, pero en las relaciones de pareja es vital. La asertividad consiste en una manera de expresar nuestras ideas, pensamientos, deseos y sentimientos, a la vez que reconocemos al otro. Es decir, un tipo de comunicación que no se limita a obtener o imponer sino defender una postura, expresar una opinión o sugerir mejoras desde una visión de empatía.

Más que lo que decimos es la forma de decirlo la que genera los mayores conflictos de comunicación en la pareja. 

Honestidad:

Ser lo más transparentes el uno con el otro es también un aspecto fundamental de las parejas sólidas. Refiere que no existen ni poses ni máscaras para encubrir partes de sí mismos que por alguna razón no queremos mostrar. No se trata sólo de evitar las mentiras, la cuales obviamente harán mella en la relación, sino de sentirse cómodos y capaces de compartir sentimientos, pensamientos y anhelos. 

Libertad:

Los miembros de la pareja deben ser libres y sentirse así. Seguros de tomar decisiones propias siempre que no vayan en contra de los objetivos de vida compartidos. La dependencia o codependencia mutila la libertad. Necesitar el permiso y la aprobación del otro impedirá a cada miembro de la pareja desarrollarse según sus propios términos. 

Una relación de pareja nunca debe ser una prisión. Ni un lugar para la persecución o el  asecho. Si ahora mismo la visión de la relación que tienes te refiere a una cárcel y tu marido es tu carcelero    

Lealtad: 

Es el concepto más profundo dentro de las relaciones amorosas. Bien sabemos que la infidelidad, las mentiras o los engaños pueden desestabilizar cualquier relación en un santiamén. Ser leal es no sólo evitar la traición sino comprometerse a la estabilidad familiar por encima de las circunstancias. 

En la lealtad no hay ambivalencias, puedes estar segura de que tu pareja si es leal cumplirá sus promesas bajo toda prueba.   

Aceptación:

Finalmente, es indispensable hablar de la aceptación. Lo cual dentro de la relaciones se define como la capacidad de aceptar a tu pareja tal cual es. Es decir, que no intentas cambiarle ni estás constantemente señalando sus imperfecciones, que las tiene porque es humano.  Sin embargo, será mucho más saludable para el futuro de la relación resaltar sus fortalezas y potencialidades así como lo que aporta al proyecto de vida en común.  

¿Te gustaría superar las incompatibilidades y alcanzar una relación de pareja saludable? 

Si luego de conocer los principales soportes de para tener una relación duradera identificaste áreas de mejora o en las que sientes que no están tan bien como te gustaría créeme que siempre hay algo que puedes hacer. Agenda una sesión estratégica gratuita hoy y evaluemos juntas las alternativas para tu bienestar emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías