Hábitos para alcanzar la madurez emocional

Tiempo de lectura: 3 mins
24 lecturas
Madurez emocional

Madurez emocional ¡qué perfecta sería mi vida, si yo tuviera algo de eso!. Para llegar a este punto es importante saber que la madurez emocional está muy unida al crecimiento personal, es decir, se logra alcanzar con el tiempo a través de ciertos hábitos y con las experiencias de relaciones con las personas en distintas situaciones. 

En este artículo te hablaré de los hábitos para alcanzar la madurez emocional, ese aspecto de tu vida que está muy ligado a tu bienestar y  paz  mental, eso que te permite ser una mujer feliz y exitosa. 

Hábitos que puedes desarrollar para tener madurez emocional

  1. Conocer quién eres

Es importante que te conozcas a ti misma, tus virtudes, defectos, habilidades, destrezas, limitaciones, sentido del humor, carácter. Sabiendo, sobre todo, qué emociones son las más frecuentes en ti y que las detonan. Esto te ayudará a gestionarlas de manera que aporten valor a tu comunicación y la haga efectiva.  

  1. Ser Asertiva

En toda relación y sobre todo con tu pareja expresa tus opiniones con respeto, sin tratar de imponerlas. Así le harás sentir que su opinión es importante y también es escuchada. 

De eso se trata ser asertiva, que tengas un proceso de comunicación firme en el que expongas tus pensamientos, sin tener  que estar de acuerdo  no con la otra persona, pero aceptas su punto de vista y das el tuyo, sin ofender o ser grosera. 

  1. Escuchar a tu compañero

Presta atención a las necesidades, opiniones de tu pareja. Aprender a escuchar es algo que será determinante en tu vida, te ayudará a alcanzar la madurez emocional . En este punto la empatía juega un papel protagonista ya que tendrás la intención de comprender lo que expresa tu compañero. 

Si practicas el arte de saber escuchar, por ende has aprendido a ponerte en el lugar del otro antes de emitir un juicio.

  1. Respetar tus emociones 

Busca en tu interior, dale a cada emoción el nombre que le corresponde y luego revisa qué hay detrás de ellas. Trata de ser consciente de lo que estás sintiendo.

Es por lo expuesto, que te recomiendo dedicar tiempo para  aprender a manejarlas, ya que las emociones pueden afectarte y causar daños inesperados a tu salud. 

Por otro lado, una vez que aprendes a manejar tus emociones, es importante aceptar las de tu pareja, para mantener una buena relación. 

  1. Aprender a manejar el desapego 

Considera que el apego bien llevado no perjudica, ya que conecta con la persona que está contigo compartiendo la relación, ahora lo que no te favorece, es cuando excedes los límites y empiezas a sentir que no puedes vivir sin él,  que si él no está presente en tu vida no serás feliz.

Es comprender que la madurez emocional está  ligada a tu poder personal, a la capacidad de sacar según lo necesites herramientas para gestionar tus emociones.

Para saber manejar una separación, si fuera tu caso, es necesario que aprendas a manejar desde tus creencias hasta tus recuerdos de esa relación. Y llegar al punto de que agradezcas lo vivido y todo el aprendizaje que esto te dejo, para poder seguir adelante con tu nueva vida. 

  1. Dejar a un lado la queja 

Aquí es un espacio de reflexión, cuando empiezas a cuestionarte a ti y a tu pareja,  no estás aportando nada a la relación, los hechos no los puedes cambiar en el caso que hayas dejado de hacer algo, o es el caso donde no estás conforme con una situación en particular, te has detenido a pensar en el resultado que tienes hoy es una consecuencia de tus  actos o decisiones anteriores.

En vez de quejarte, trabaja diariamente en ti y en los cambios que deseas para tu vida. Tomando el control podrás hacerte responsable de tu propia felicidad y no delegarle esa responsabilidad a la persona que comparte la vida contigo. 

  1. No vivir en el pasado

El pasado ya quedó atrás, te sirvió para aprender de las experiencias positivas y negativas, las viviste, las disfrutaste,  debes avanzar y vivir el presente. 

Algo que suele hacerte sentir  frustración es quedarte anclada en el pasado, en lo que fue y en lo que pudo ser. No te quedes en el pasado, disfruta tu presente (el aquí y el ahora) y con él la oportunidad de construir una mejor relación contigo misma y con tu pareja.

  1. Vivir en el  “nosotros”

Aunque cada uno sea un ser individual, con su propio espacio, decidieron acompañarse y caminar juntos, teniendo claro que la relación de pareja es la convivencia de vida entre tú y él.

En ese sentido, la madurez emocional juega un papel fundamental, ya que para que exista una relación sana es importante que  prevalezca “el nosotros”. Es decir, hay decisiones que son en conjunto, y las que no de igual forma es importante que se las comuniques para que esté al tanto de lo que pasa en tu vida, no pidiendo  permiso, es una manera de compartir y de compenetrarse como pareja. 

Es una forma de manifestar respeto a tu pareja, el tener esta conducta lo animará a compartir contigo también sus planes y proyectos, lo que al final les hará actuar  como una pareja con madurez emocional.

Para concluir, si sientes que no encuentras el camino hacia lo que es esa madurez emocional,  te invito a que agendes una sesión estratégica gratuita conmigo y conversemos de manera más personal todas tus inquietudes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías