Guía indispensable de las relaciones de pareja (Parte 1)

Tiempo de lectura: 4 mins
54 lecturas
Guía indispensable de las relaciones de pareja

El amor es el componente fundamental de toda relación de pareja, pero no es el único y tampoco es suficiente. Toda relación se compone de diferentes elementos que refuerzan el vínculo y permiten superar las inevitables crisis. Tampoco existe algo parecido a un manual de relaciones amorosas que garantice una convivencia duradera, plena y feliz. Pero lo que sí puedo ofrecerte son pautas mínimas. Un resumen práctico o guía indispensable de las relaciones de pareja, y espero que este artículo cumpla esa función.

Si te dijera que las parejas están bajo constantes adversidades, conflictos y diferencias no sería nada nuevo. Si has venido antes a mi blog, eso ya lo sabes. Lo que me gustaría dejarte claro es la cantidad de variables diferentes que intervienen en la relación de pareja; dándole forma, equilibrando y la mayoría de las veces poniéndola a prueba.

Te hablo por supuesto de aspectos como la comunicación, los hábitos personales y la forma de resolver los conflictos. También intervienen la asignación de roles (dentro y fuera de la pareja) o las relaciones con hijos, familiares y amigos. Pero no son menos importantes, las creencias, la forma de conducir las finanzas y la administración del hogar, e incluso, la forma de invertir el tiempo libre. Visto así, sentar las bases o reducir brevemente una guía indispensable de las relaciones de pareja es más que necesario.

10 elementos básicos para una guía indispensable de las relaciones de pareja

En otros artículos hablamos de cómo establecer una relación de pareja saludable y de qué hacer para salvar un matrimonio en crisis. En esta ocasión nos centraremos en cómo gestionar cada uno de los componentes para, como te mencionaba, intentar establecer un esquema breve o guía indispensable de las relaciones de pareja que te ayude a pensar con más claridad cuáles son los aspectos puntuales en los que tienes dificultad.

Las relaciones no permanecen estáticas, no cabe duda, las personas cambian y evolucionan conforme avanzan en la vida. Por lo general, la ruptura amorosa surge cuando la pareja no logra superar los desafíos que vendrán con la convivencia, sus expectativas, objetivos y prioridades individuales.  Entre otras, las áreas de mayor fricción se pueden resumir diez en aspectos clave:

  1. Comunicación
  2. Hábitos y estilos personales
  3. Sexualidad y cariño
  4. Resolución de conflictos
  5. Roles de la relación
  6. Administración financiera
  7. Familia y amigos
  8. Hijos y paternidad
  9. Creencias espirituales
  10. Actividades de tiempo libre

En el transcurso de éste y los siguientes artículos abordaré cada uno de los elementos mencionados. Paso a paso conocerás los principales retos y barreras que representa cada área para la persistencia de la relación. Así que suscríbete al blog si no quieres perderte las próximas entradas.

 

No esperes que tu pareja lea tu mente

En una relación amorosa la comunicación es vital. No hay forma de relacionarse de forma óptima y efectiva si la comunicación entre ambos es deficiente. Sin una comunicación fluida y sincera, que genere confianza, los conflictos están más que garantizados. 

No es de extrañar que la mayoría de los problemas en las relaciones amorosas se inicien en malos entendidos, suposiciones y mensajes poco claros. El peor de los casos, surge de esperar que  el otro lea tu mente. La comunicación de pareja debe ser sencilla pero directa y concreta. Evitar las ambigüedades y sobre todo, dar rodeos. Si quieres que tu pareja haga algo sólo pídeselo, pero siempre con respeto.

Y es que la empatía es también un elemento que no siempre acompaña la relación. La forma en la que dices algo puede generar más problemas que el propio mensaje. Respetar el punto de vista del otro es indudablemente un buen comienzo. Ya que no habrá predisposición a escuchar si el mensaje invalida al otro, rechaza su criterio o simplemente se niega a considerar su opinión. 

Por otra parte, el ambiente o entorno de la conversación también juega un papel. Saber dónde y cuándo plantear un tema importante o que te preocupa requiere pensamiento estratégico. Esperar que tu pareja llegué del trabajo cansado y estresado podría ser un mal momento para volver a debatir temas en los que no han logrado ponerse de acuerdo.    

Además, es recomendable establecer parámetros. Si lo relevante es resolver un conflicto actual poco ayuda poner sobre la mesa errores del pasado. O repetir de memoria el listado de agravios que has recopilado a lo largo del tiempo.  

Cada individuo es único y cada pareja es diferente

Cada pareja funciona de forma diferente dependiendo de las cualidades personales e interaccionales de los cónyuges. Así que olvídate de comparar. Aspectos como la independencia, el apego, el carácter, la autoridad o el ejercicio del poder, nunca será igual para ambos. Aquí es donde los hábitos y estilos personales salen a relucir. 

De hecho, una señal de una relación incompatible es que tengan personalidades o gustos diferentes en extremo. Nadie dice que todos sus gustos e intereses deban coincidir pero por regla general los estilos de personalidad, los hábitos, costumbres o rutinas deberían ser parecidos en alguna medida. Si no de qué otra forma lograrían acoplarse dos extraños de diferentes familias, tradiciones o cultura que deciden vivir juntos y construir un proyecto de vida en común.   

Por eso es mejor entender que aunque la forma de ser de cada quien será diferente siempre hay rasgos comunes que permiten establecer el vínculo. Imagina una pareja donde uno de los dos sueña recorrer el mundo y al otro le cuesta abrazar los cambios y cambiar su rutina. O por el contrario, una relación donde ella es devota del compromiso y el otro es fanático de las aventuras amorosas. En algún momento el choque de expectativas será feroz. 

Así que aprender a conciliar visiones, personalidades y metas es un paso importante para establecer una sólida y duradera relación amorosa.

Nada te garantiza que no surgirán las disyuntivas pero una buena comunicación y estilos personales similares, son los primeros pilares de lo que sería una guía indispensable de las relaciones de pareja. En el siguiente artículo hablaré de los roles de cada miembro de la pareja, la gestión de los inevitables conflictos y las dificultades en el ámbito sexual, suscríbete al blog. También, si gustas, podemos conversar sobre estos temas en privado, agenda una sesión estratégica gratis y evalúa conmigo cual es el área que necesitas trabajar.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías