El coqueteo de mi pareja, ¿es infidelidad?

Tiempo de lectura: 4 mins
23 lecturas
Coqueteo

La infidelidad en la pareja es un problema muy complejo y el coqueteo también podría serlo, si no se atiende a tiempo. Pero con la evolución de las redes sociales y los nuevos códigos morales, algunas cosas parecen más inofensivas que antes. Por eso ¿Cómo saber cuándo debo encender mis alarmas y actuar?

En el típico caso del hombre que planifica secretamente su escape para serle infiel a su esposa, la falta no tiene otro nombre: “Traición grave”. Esto le traerá consecuencias negativas a su relación. 

Lo cierto es que tanto ellos como nosotras, nos divertimos y usamos un poco de coqueteo en las redes sociales o apps de mensajería, sin tener necesariamente un interés romántico o sexual. Pero cuando se trascienden límites, el panorama deja de ser “inofensivo”, y pasa a una fase más intensa o íntima. 

En este caso, no se trataría de un acto de infidelidad como tal, pero sí un hecho de “micro – infidelidad”. Ello podría desencadenar en una crisis de pareja, y con el tiempo, erosionar los pilares del matrimonio, y su colapso. ¿Qué hacer?

Coqueteo, micro – infidelidad e infidelidad 

Antes que nada, te invito a que identifiques lo que son los acuerdos o expectativas de pareja, el coqueteo, la micro – infidelidad y la infidelidad. Esto te permitirá definir qué acciones puedes abordar para tratar la situación.

  1. Los acuerdos de pareja

Son todos los códigos de convivencia que ambos han aceptado al iniciar una relación amorosa estable, compuesta por valores y principios morales (como la fidelidad, lealtad, respeto, empatía, interés mutuo, así como los deberes y derechos de cada quien) para construir un futuro de mutua satisfacción y entendimiento.

Por ejemplo, al iniciar un matrimonio, ambos acordaron darse de baja en sitios web de citas, pornografía, o dejar de ver / chatear / coquetear con ciertas personas que podrían representar un riesgo en la relación. 

  1. El coqueteo o flirteo

Es toda insinuación para llamar la atención de un tercero, con interés romántico o sexual, sutil o a manera de juego seductor. Lo cierto es que puede pasar por desapercibido detrás de la mensajería de otras personas, post de fotos íntimas, likes, emojis y chats públicos o privados con elogios, muchas veces sin llegar a conocerse en persona.

Entre esta práctica y la siguiente, existe una línea divisoria muy borrosa, desde el punto de vista de la moralidad actual. Pero conceptualmente tienen un mismo fin: La exploración en aguas de la infidelidad, sin que llegue a serlo. 

Por eso, si has detectado una situación así, es como ver el semáforo en amarillo. Te recomiendo atender la situación con prontitud.

  1. Las micro – infidelidades

Estas implican el incumplimiento de esos acuerdos o expectativas de la pareja, mediante pequeñas acciones que evidencian que está emocional o físicamente enfocado en un tercero.

Por ejemplo, pasa muchas horas viendo las redes sociales en privado, chatea en secreto y protege sus dispositivos con altos niveles de seguridad. También, activa el modo “silencio” cuando está contigo, y compartir el teléfono ya no es una opción posible, etc.  

A estas alturas ya conoce sus intenciones, por lo que decide mantenerlo oculto por un tiempo, por satisfacción, ego o válvula de escape a sus realidades, y así dar rienda suelta a sus fantasías, entrando en un círculo vicioso que disminuirá la calidad y cantidad de tiempo que compartas con él. 

Eso sí, cuando sabe que ha quedado en evidencia, evade su responsabilidad con creativas excusas haciéndote ver que no comete infidelidad. ¡Cuidado! en este momento es cuando el semáforo pasó a rojo.

  1. La infidelidad amorosa 

Es el rompimiento de las promesas fundamentales que los hacía permanecer confiables, en una relación monógama de pareja o noviazgo. Se trata de una traición grave al otro, o el mal uso de la confianza dada, con el fin de mantener relaciones amorosas con un tercero y que por lo general derivan en adulterio. 

La persona traicionada, pasa por momentos de desolación, confusión, tormento por celos, inseguridad y baja autoestima. Esto es el principal motivo de rupturas y divorcios, justificado incluso desde el punto de vista legal, moral y religioso.

¿Cómo manejarlo antes que el coqueteo se salga de control?

Detectar si tu pareja está enfocada o no en otra persona, no quiere decir que debas estar revisando permanentemente su teléfono. Tampoco es sorprenderle tras cada conversación o clonarle su móvil. Eso no te ayudará a controlar los celos, ni a evitar una crisis de pareja, porque estarías rompiendo acuerdos de convivencia.  

En ese sentido, te recomiendo que analices estas opciones si detectas las señales del semáforo.

  1. Conversa con él.

Hacer esto permite que ambos recuerden esos acuerdos de pareja que les unieron en un momento. 

Porque el matrimonio o la relación de pareja se basan en la confianza, transparencia, en una relación de iguales. Donde ambos crecen en su proceso, y satisfacen sus necesidades básicas, que son: sentirse amado, comprendido y cuidado.

Háblale de tus sentimientos, con paciencia y en el momento oportuno y permite que él pueda expresarse, sin reprocharle. Así podrán entenderse y si puedes hacer algo por mejorar, ¡aprovecha esta oportunidad!

  1. Entiende sus motivos.

Como ya mencioné antes, es preciso que puedas identificar por qué acude al coqueteo. Además de diversión, ego o por escape, los hombres reproducen el patrón cultural del entorno. Puedes plantearle un escenario inverso para que entienda cómo te sientes.

Además, ¿puedes intentar divertirte junto a él mientras interactúan en las redes? ¡Te sorprenderás de lo que pueden divertirse ambos! 

  1. Busca ayuda.

El coqueteo o la micro – infidelidad también pueden ser el indicador de una fisura más grande en su relación de pareja. En ese caso, te invito a buscar ayuda profesional, para que tengas mejores herramientas de acción. 

Sin duda, el coqueteo es el primer paso a la infidelidad amorosa, por lo que debes estar atenta para ayudar a tu pareja. Además, si quieres conocer otros métodos para atender la situación, agenda una sesión estratégica de coaching completamente gratuita, y juntas evaluaremos las opciones que te ayuden en tu relación de pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías