10 preguntas para saber si tu matrimonio ya no funciona

Tiempo de lectura: 5 mins
359 lecturas
matrimonio ya no funciona

Saber cuando un matrimonio ya no funciona es una de las dudas constantes entre parejas que han visto decrecer el amor y apagarse la pasión. Son muchas las razones por las que un matrimonio puede llegar a su fin. Tantas como individuos diferentes y sus caracteres.

Hoy te presento una guía de preguntas que pueden servirte para evaluar qué tan débil se encuentra tu relación y que puedas tomar acción.

¿Cómo saber si mi matrimonio ya no funciona?

1. ¿La responsabilidad de la casa recae en uno de los dos?

En el pasado el papel de la mujer dentro del hogar estaba muy limitado a las labores domésticas, de educación y crianza. En un punto, llegaba a ser mal visto que una mujer saliera de casa a formarse, trabajar o distraerse. Por suerte, las luchas por la igualdad de género te permiten hoy no solo ejercer otros roles en la sociedad, sino compartir la responsabilidad de la casa entre ambos.

Ten cuidado si tu esposo llega a verte solo como la señora de las labores de la casa y él se limita a proveer el dinero, en el mejor de los casos. Es el hombre que trabaja y llega tarde a la vivienda, pero en lo que respecta a la familia, los hijos y la esposa, tiene una total desconexión emocional y mínimo interés.

2. ¿Tienen metas, proyectos o sueños en común?

Si bien es cierto que es recomendable que cada miembro de la pareja defina sus propias metas de crecimiento, tampoco se debe olvidar que una relación es un proyecto con dos soportes. El futuro de la relación se cimentá en una visión conjunta de la vida y de los retos por venir.

Si no hay metas comunes, proyectos compartidos ni sueños por los que trabajar como pareja tal vez se han distanciado en exceso, puede que el matrimonio ya no funciona.

3. ¿Estás recordando tu vida de soltera constantemente?

Puede ser divertido traer recuerdos que te conecten con tu juventud, tus amigas o lo que solías hacer antes de casarte. La cuestión es si ese rememorar no se convierte en un extrañamiento constante que te separa del presente y del ahora. Al punto, quizás, que te impide verte con tu pareja en el futuro.

Si realmente has comenzado a anhelar la soltería o incluso verlo como posibilidad actual, algo en el matrimonio ya no funciona.

4. ¿Se comunican desde la crítica y los reproches?

Los reproches, recriminaciones, críticas o culpas repartidas evidencian un vínculo emocional roto. Un error que no se perdonó o no se trabajó en el pasado. Puedes pensar que eso fue hace tiempo y que ignorándolo dejó de existir, pero no hay nada más falso que eso.

Las críticas y los reproches pueden ser por cosas tan mínimas, o incluso no tienen nada que ver, pero es una forma de expresar desprecio. No puede haber un matrimonio sano y funcional si la comunicación es irrespetuosa.

5. ¿Cada conversación termina a gritos y fuera de control?

La comunicación es la base de toda relación y los matrimonios duraderos así lo demuestran. Es por eso que deberían como pareja poder tratar diferencias o plantear asuntos por resolver, siempre con intención de mejorar. Debe haber un espacio de apertura a la conversación en pareja desde el respeto, la consideración y siempre de forma asertiva. Ningún matrimonio sobrevive a la ausencia de comunicación.

6. ¿Pelean constantemente y por cualquier razón?

Los matrimonios tienen altas y bajas. Periodos de estabilidad y paz así como periodos de contrariedades y obstáculos, como todo en la vida. Sin duda, nadie se une a otro en matrimonio si no es con la esperanza de compartir amor y felicidad. Sin embargo, las diferencias surgen y si no encuentran la forma de ser canalizadas terminan produciendo rencillas entre ambos cónyuges.

Desacuerdos que surgen en los momentos más inesperados y hasta por hechos intrascendentes, pero que van deteriorando las bases de la relación. En un entorno de peleas constantes es probable que el matrimonio tarde o temprano llegue a su fin.

7. ¿Dejaron de dormir juntos?

Las relaciones sexuales son una parte importante del matrimonio. Es en ese espacio de intimidad donde las caricias, besos y apapachos refuerzan el vínculo amoroso. Pero si de plano ya no comparten habitación o si de cualquier forma han optado por prescindir de la intimidad, evidencia que el interés entre ambos se perdió.

Y no se trata solo de intimidad física ni de la frecuencia de los encuentros sexuales, sino de conectar emocionalmente en un ambiente de privacidad. Prescindir de este espacio indica que tu matrimonio ya no funciona.

8. ¿Descubres que te miente una y otra vez?

Las mentiras dentro de una relación son un pasaporte directo al fracaso. Si te ha mentido o te miente de forma recurrente es probable que trate de ocultar un problema mayor. La sinceridad es un pilar de todo matrimonio y una mentira rompe la confianza dando pie a todo tipo de interpretaciones.

De igual forma, las mentiras recurrentes producto de infidelidades causan un daño profundo en matrimonio. Es una muestra del poco interés hacia la relación y aunque en algunos casos sean perdonadas, el que las comete tiende a reincidir.

9. ¿Te maltrata física, verbal o psicológicamente?

El maltrato físico, verbal o psicológico dentro de una relación de pareja es reflejo del poder que un miembro de la pareja, mayormente el hombre, ejerce sobre la otra persona a quien retiene prisionera por haber deteriorado toda su autoestima. En ocasiones el maltrato, cualquiera que este sea, se asume como normal.

No solo es que el matrimonio ya no funciona, llegará a su fin en cualquier momento. Pero, saldrás de la relación muy desgastada emocionalmente y con profundas heridas que sanar. El amor no todo lo soporta, simplemente ya no hay amor allí.

10. ¿Han planteado la posibilidad de separarse un tiempo?

Se dan los casos en los que uno de los dos plantea la posibilidad de separarse por un tiempo. El famoso tiempo para pensar. Ninguna de las explicaciones que te dé para necesitar ese tiempo te va a satisfacer. Serán simples excusas porque se trata de no estar seguro de querer continuar contigo o porque quiere experimentar con otras mujeres.

Aquí lo importante es no caer en ese círculo tóxico de aceptar que él se vaya y vuelva cuando quiera o cuando pueda. En ese ínterin probablemente ya tiene otra persona y lo que quiere es mantenerte cerca, pero sin asfixiarle y sin rendir cuentas.

¿Necesitas orientación?

Si te has visto reflejada en algunas de las situaciones descritas y percibes que tu matrimonio ya no funciona la gran pregunta es: ¿y ahora qué hago?, créeme que te entiendo por qué no es un divorcio al que he tenido que hacer frente sino dos. En dos oportunidades tuve que afrontar el fracaso amoroso y asimilar que el matrimonio había llegado a su fin.

Pero no es tu vida la que ha llegado a su fin, finaliza una historia, la vida sigue. Si quieres conversar sobre las dificultades que estás afrontando en medio de la ruptura, agenda conmigo una sesión estratégica gratuita. Definamos juntas los pasos siguientes y descubre la mujer imparable que hay en ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te has suscrito a mi boletín semanal?

Tu privacidad es importante para mí,  utilizo la información
que me proporcionas para ponerse en contacto contigo en relación con contenido y  servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en vidaliamora.com, consulta nuestra Política de Privacidad.

Mas Posts

Categorías